Libertad en la Ley o en el Evangelio

 

 LIBERTAD EN LA LEY O EL EVANGELIO

Lucas 16: 16

La ley y los profetas fueron hasta Juan, desde entonces el reino de Dios es anunciado y todos hacen fuerza contra él.

vs 17: Empero más fácil cosa es pasar el cielo y la tierra que caer una tilde de la ley.

Hay que prestar mucha atención a este mensaje porque es muy importante; la Biblia está enseñando algo muy importante, hasta Juan la ley,  desde Juan el Evangelio.El reino de los cielos sufre violencia y los violentos lo arrebatan, quiere decir que el reino de Dios es el soberano gobierno manifestado en Cristo, para derrotar al enemigo y crear un pueblo soberano en quien reinar.

Todo aquel que voluntariamente somete su vida a la normas fijadas por Dios es miembro del reino de Dios, ¿como lo hace? tiene que hacer algo para entrar al reino de cielos, porque hoy en día la gente muestra en las congregaciones grandes que están buscando de Dios, y la forma como la Biblia nos muestra, dice que lo hace a la fuerza, con violencia, pero muchos no están buscando de Dios porque hay unas normas para entrar al reino de Dios, ¿cuales son esas norma?  Dios ha fijado una norma, y esa norma significa Nuevo Nacimiento, si usted no nace de nuevo no puede entrar al reino de Dios; ¿que fue lo que Jesús dijo a Nicodemo?, de cierto de cierto te digo que es necesario nacer otra vez.

En la Biblia el reino de los cielos y el reino de Dios son expresiones sinónimas; la ley son los diez mandamientos entregado a Moisés, y estos resumían los requerimientos de Dios para el hombre, quiere decir que la ley era lo que Dios en el Antiguo Testamento para gobernar a los israelitas y al hombre; la ley del A.T. tenía como propósito preparar el camino para la venida de nuestro Señor Jesucristo; la ley es como una especie de carcelero,

Gálatas 3:23  Empero antes que viniese la fe estábamos guardados debajo de la ley, encerrados para aquella fe, que había de ser revelada; la ley fue nuestro apoyo para llevarnos a Cristo, para que fuésemos justificados por la fe; quiere decir que la ley es una especie de carcelero para que los prisioneros nunca, escuchen bien, nunca pudieran escapar sino por la fe; la ley lo que hacía era encerrar como en una cárcel al hombre, pero para que ese hombre fuera libre de la ley tenia que tener fe en Aquel que iba a venir, la ley dice el versículo 24 fue nuestro ayo, el ayo era el esclavo encargado de levar al niño a la escuela y enseñarle de buenas maneras. La ley conducía a los israelitas a la escuela de Cristo, a todos los ritos ceremoniales que eran tipo y figura que Cristo había de tener su plena revelación, y cumplimiento.

vs 25 : más venida la fe ya no estamos debajo ¿de que? del ayo es decir que venido el cumplimiento de la promesa en Cristo ya no estamos debajo del ayo ¿que hacía? nos llevaba a la escuela, ahora todo aquel que está en Cristo ya no necesita de ese maestro porque usted y yo tenemos al Espíritu Santo que nos
enseña dentro de nosotros todo esto que está explicando la Biblia, que ya no tenemos necesidad de quien nos lleve a la escuela, ya hemos llegado a la mayoría de edad y somos guiados por el Espíritu Santo.

El evangelio lo que ha hecho es en usted y yo que lo hemos recibido, hemos recibido la gracia de esa dispensación y ya no estábamos más sometido bajo la letra; dice aquí en Lucas capítulo 16 versículo 16 la ley y los profetas fueron hasta Juan hasta aquí fue la ley hasta ahí desde ahí comenzó la  dispensación de la gracia; Juan fue el hombre que preparó el camino del Señor entonces la ley  aquí nos muestra al hombre su pecaminosidad pero no puede derrotar el pecado, la ley le dice a usted usted es
un condenado a muerte, usted es un transgresor le muestra todo su pecado pero la ley no tiene el poder para librarlo de la garra del pecado no tenía el poder; entonces Juan el bautista  fue el preparador del camino de la venida del Señor y él fue un profeta y los profetas interpretaban la voluntad de Dios, emitía la palabra de Dios les indicaba lo que Dios les indicaba lo que debían hablar, Juan fue más que profeta, y los dos aspectos que tenía un profeta era: predicarle a la gente y anunciarle lo que iba a venir, esas eran las dos tareas de los profetas.

Juan fue el mensajero del quien el profeta Malaquías había hablado en Malaquias 3:1  pero Juan no perteneció al antiguo pacto y por eso el más pequeño en el reino de los cielos mayor es que El, en el sentido de una posición privilegiada.

Lucas 16 nos dice que desde entonces el reino de Dios es anunciado y todos se esfuerzan para entrar. pero más fácil cosa es pasar el cielo y la tierra que caer una tilde de la ley, aquí Jesús estaba diciendo dos cosas; que el cumplimento de la ley había llegado, en el Antiguo Testamento con los profetas todo se había cumplido; pero en el Nuevo Testamento Dios mostraba que la ley tenía que ser cumplida en el aspecto moral, y la ley tenía que ser perfeccionada en el Evangelio. Todos gentiles y judíos, todas las clases sociales y raciales, se esforzaban para entrar en el reino de Dios.

Ahora la predicación de las buenas nuevas abre los ojos del pueblo, la gente se abre paso con santa violencia, para participar de las bendiciones prometidas, toda persona que es consciente de que tiene un alma que salvar debe darse prisa a entrar en el reino y no esperar hasta que la puerta del reino esté cerrada.

Esa es nuestra responsabilidad de predicar la buena nueva de la salvación, ahora que tienen la oportunidad de entregarle su vida a Cristo no deben esperar que la puerta se cierre, porque cuando el hombre vaya a tocar Dios dirá: “apartaos de mi, nunca os conocí”; quienes desean ir al cielo deben ser esforzados y nadar contra las corrientes y abrirse paso a los empujones, ahora es la oportunidad de que todos entren a ese reino.

Juan el bautista vivió en el desierto como un nazareo y predicó el bautismo del arrepentimiento en preparación de la venida de nuestro Señor Jesucristo, empero respondiendo Jesús le dijo deja
ahora porque así nos conviene cumplir toda justicia entonces le dejó. Y Jesús después que fue bautizado subió luego del agua y aquí los cielos le fueron abiertos y vió al Espíritu de Dios que descendía como
paloma y venía sobre él,  he aquí una voz desde los cielos que decía éste es mi hijo amado este es mi hijo amado hijo en el cual tengo complacencia;  ya el tiempo se había cumplido para que Cristo entrara a
desempeñar su ministerio y escoja hacerlo no en Jerusalén sino donde Juan estaba bautizando. Tan pronto como comenzó Cristo predicar predicó HUMILDAD y OBEDIENCIA que es lo que tiene que tener un predicador, todo aquel que prédica debe ser humilde y ser obediente aún cuando  estaba destinado a los más altos honores sus primeros actos públicos no son para exaltarse a sí mismo sino para bajarse y todo aquel que quiere subir mucho todo aquel que quiere subir mucho debe comenzar desde abajo, los edificios más alto tiene una profundidad cavan alrededor de donde van a plantar, entonces ellos tienen un fundamento muy profundo; la humildad va delante del honor y Dios
honra a quienes le honran y le obedecen.

Cristo ha abierto al cielo hermano para todos los creyentes El Señor es como la escalera  apoyada en la tierra que introduce a todo aquel que viene a El hacia el cielo. Juan hasta ahí predicó  hasta la ley, lo que iba a suceder y desde ahí la gracia.
Mateo 8: 1 dice: aconteció que acabando Jesús de dar mandamientos a sus 12 discípulos, se fue de allí a enseñar y a predicar en la ciudad de ellos, y oyendo Juan en la prisión los hechos de Cristo, envióle dos de sus discípulos diciendo: eres tú aquel que había de venir o esperamos a otro, ¿eres tú aquel que había de venir? .Entonces quiero decirles hermanos que no debe haber duda en la mente de un cristiano
en cuanto a la venida del Mesías, si no sólo en cuanto a la identidad, porque mucha gente hoy en día muchos cristianos duda de la venida de Cristo. a Biblia dice muy claro que vendrán muchos cristos y a muchos engañarán a muchos cristianos nos engañarán, entonces Juan estaba
encarcelado y el mandó a dos de sus discípulos a preguntarle, mire mi maestro manda a preguntarle al propio maestro que si es usted el que había devenir o esperamos a otro.

Mire la respuesta de Jesús en el versículo 4 : respondiendo Jesús les dijo: id y hacéd saber a Juan las cosas que oís y veis; verso 5 :  los ciegos ven los cojos andan, los leprosos son limpiados y los sordos oyen, los muertos son resucitados y a los pobres es anunciado el evangelio, amén.
Bienaventurados nosotros que hemos recibido la gracia hermano y bienaventurado el que no fuere escandalizado en mí, ahora les da una alternativa como algo de que ellos entiendan una nota, una exhortación bienaventurados los que no tienen tropiezo escándalo en mí;  y el tropiezo en muchos cristianos, hermanos  ocurre porque Jesús no se ha conformado a la idea de la gente. ¿Usted cree que todo el mundo se acomoda a la Palabra de Dios?, no, entonces cuando le  predican de Cristo entonces todo el mundo se incomoda y cuando predican un mensaje  fuerte mucho más, entonces  muchos cristianos han optado por desertar.

Jesús le dice bienaventurados los que no se escandalicen en mí y muchos aún siendo cristianos quiere que Cristo se acomode a nuestras ideas a nuestro concepto, a nuestro pensamiento y no debe ser así, El es Dios y El es el Maestro y usted tiene que ser obediente tiene que ser humilde y someterse a la voluntad del reino, amén.

Los milagros de Jesús estaban hechos no en razones si no en hechos, aquí estaba sanando a los ciegos, a los sordos ¿que tal que yo hubiera estado, uff, en ese instante? ahí estaba sanando a los cojos a los que no podían caminar y levantando a muertos, ahora pregunto de todos estos sanadores que predican ¿quien ha levantado un muerto? o ¿por que no van a los hospitales hay tantos enfermos? porque ellos no tienen el poder que tenía nuestro Señor, esa es la razón.

versículo 7:  e idos ellos comenzó Jesús comenzó a decir de Juan a la multitud ¿que salisteis a ver? qué salisteis a ver en el desierto, ¿una caña que es meneada del viento? esa es la pregunta que les hace que salisteis a ver? y a veces pensamos hermanos que cuando estamos en el culto salimos de aquí y ya se acabó todo y muchos no reflexionamos que se ha predicado, usted viene al culto ¿cierto? pero cuando sale del culto usted coge la Biblia y la hecha a un lado allá la pone y ni siquiera reflexiona a que se ha predicado por eso es que muchos cristianos no tiene la capacidad para afrontar todos los problemas de este mundo ¿que salisteis a ver? otra vez pregunta ¿que os llevo aquí? esa es la pregunta que está haciendo Jesús, ¿ustedes vienen por una rutina? ¿viene por la rutina de siempre? o ¿fue el deseo de honrar a Dios y sacar provecho espiritual? esta es la pregunta que el Señor está haciendo, ¿que salisteis a ver? ustedes vinieron por la misma rutina de venir a la iglesia estar escuchando el mensaje o lo han hecho por honrar a Dios y sacar un provecho espiritual.

La Biblia misma está hablando, está enseñando o ¿que salisteis a ver? ¿a un hombre vestido de ropa delicada? he aquí los que traen ropa delicada en las casas de los reyes está, ¿ustedes vinieron a ver a un hombre bien vestido? ¿cierto? con buenos atuendos ¿vinieron a ver a ese hombre? ¿a ese hombre que está aquí parado para recibir el aplauso popular de la gente? ¿vinieron a ver a ese? Jesús les está
predicando, ¿lo vinieron a ver a él para que él recibió los aplausos? pues mire aquí más que un profeta, quiere decir que Juan andaba en el desierto vestido con pieles de camello y comiendo langosta, pero su fundamento de él estaba basado en la voluntad de Dios y en la Palabra de Dios,era un hombre firme parado en la raya.

¿qué fuiste a ver, qué viniste a recibir hoy? ¿el mensaje y reflexionar? o ¿lo hacemos como una rutina? no es una caña sacudida por el viento eso no es, lo que ustedes vinieron a ver, no vinieron a ver al
hombre que tienen que aplaudir a eso no vinieron a ver pero miren lo que dice el verso 1 : porque quiero bajar más;

versículo 11 : de cierto os digo que no se levantó entre los que nacen de mujer otro mayor que Juan el bautista más el más pequeño en el reino de los cielos mayor es que él, la grandeza no se ha de
medir por la apariencia exterior, usted no puede medir a una persona por su apariencia si no por la santidad de vida y la abundancia de la gracia y bendiciones celestial es por eso usted mida una persona.

Juan era grande ante los ojos  del Señor no obstante el menor en el reino de los cielos mayor era que él, note que Jesús no está comparando los valores personales, la firmeza, la fidelidad y la comisión recibida y la negación y dedicación total de Juan contra otras personas, sino la ventaja de que gozan quienes pertenecen a la dispensación de la gracia en la iglesia de Cristo a la que Juan nunca llegó a pertenecer él fue hasta aquí y desde el evangelio Juan apunto con el dedo al cordero de Dios que quita el pecado del mundo pero los apóstoles lo proclamaron ya crucificado y resucitado esa es la ventaja que nosotros tenemos, otra ventaja hacia Juan no es el carácter personal sino histórica en el proceso regalado de la salvación Juan no pudo ver rasgado el velo del templo ni a Cristo resucitado. En resumen no pudo gozar de la superabundancia riqueza de la gracia ni el conocimiento superabundante del amor de Cristo y por eso le damos gracias a Dios por haber nacido en los días del reino de los cielos.

La ventaja que nosotros tenemos gracias al fiel ministerio de Juan cuando Cristo dijo que todos los
profetas y la ley profetizaron hasta Juan estaba mostrando esto que la ley ya estaba cumplida y que lo que venía de ahí en adelante era la gracia con todas las bendiciones para los cristianos, bendito sea Dios porque tenemos las enseñanzas del Nuevo Testamento que nos explica y acá la profecía del antiguo y la profecía del Antiguo Testamento nos confirma nos ilustra en las enseñanzas del Nuevo Testamento
¿usted quiere aprender algo de la Biblia? lea parte del nuevo testamento y entonces  mirará en el nuevo testamento lo que usted leyó en el antiguo,  esa es la ventaja que nosotros tenemos;

Actos 18:24  llegó entónces a Efeso un Judío llamado Apolos natural de Alejandría varón elocuente
poderoso en las Escritura éste era instruido en el camino del Señor y siendo fervoroso de espíritu hablaba enseñaba diligentemente las cosas del Señor entendiendo solamente el bautismo de Juan quiere decir que Juan ilustró a los hombre que anduvieron con él después que él murió estos hombres fueron fieles a Juan a sus enseñanzas, a su ministerio. Y eso es lo que hace un pastor, un pastor ilustra a los hombres les enseña los fundamentos de la Palabra para que después que el parta de este mundo y vaya al cielo, él alumno quedan bien fortalecido y bien fundamentado en lo que aprendió de su maestro eso fueron los discípulos de Juan los discípulos de Jesús fortalecidos, era un hombre que hablaba elocuentemente y manejaba supremamente la Biblia solamente el error que ellos tenían, este hombre Apolos era que predicaba hasta la Palabra pero no estaba lleno del Espíritu Santo de Dios porque el Espíritu Santo de Dios en la ley todavía no había llegado, amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s