Entrando al Banco de Dios

 

ENTRANDO AL BANCO DE DIOS

Judas 1: 16-20; Lucas 24:49

 

Predicador: Pastor Luis Bolaños

Iglesia Bíblica Bautista La Luz – Cali

Judas 1:16- 20 Estos son murmuradores querellosos andando según sus concupiscencias y su boca habla cosas soberbias, teniendo en admiración las personas por causa del provecho.
Vs 17: Mas vosotros amados tened memoria de las palabras que de antes han sido dichas por por apóstoles de nuestro Señor Jesucristo.
Vs 18: como os decían, que en el postrer tiempo habrán burladores que andarían según sus malvados deseos.
Vs 19: Estos son los que se separan a sí mismos sensuales no teniendo el espíritu.
Vs 20: Mas vosotros oh amados, edificaos a vosotros mismos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espiritu Santo.

Lucas 24: 49 Y he aquí yo enviaré el prometido de mi Padre sobre vosotros, más vosotros quedaos en la ciudad de Jerusalem, hasta que seáis investidos de lo alto de poder.

Todo lo que usted pida Dios se lo da, pero hay requisitos, y los tiene que llenar usted. Dios no dice como entrar al Banco de Dios, no es un banco físico, es algo espiritual, si entramos al banco de Dios a mirar que hay ahí, y como lo podemos alcanzar o recibir sin ningún esfuerzo, creemos que las cosas con Dios son con tanto esfuerzo, pero no lo es, no es duro, la Biblia dice que los mandamientos de Dios no son gravosos, no son duros, las cosas de Dios son facilites, la fórmula es FE y OBEDIENCIA, así puede entrar al banco de Dios cumpliendo estos dos requisitos.

Necesitamos saber como es que podemos entrar al banco de Dios y hay algunos requisitos; uno de los requisitos es ORAR EN EL ESPÍRITU, para tomar algo de Dios que no se ve, necesito usar algo que no se ve, para pelear con un demonio o un espíritu inmundo yo necesito pelear contra algo de la misma fuerza, que es espíritu, porque soy humano yo no puedo hacerlo.
EL Banco de Dios tiene muchos mas beneficios que dinero, ¿cual es la clave para entrar? cuando necesita entrar al correo necesita la clave, para entrar al facebook necesita una clave, necesita entrar a su celular necesita la clave; Dios tiene claves para que nosotros entremos.
La Biblia habla de los secretos de Dios, y a través de la Palabra de Dios, si le pedimos al Señor que nos muestre que nos hable, Dios nos habla, esta es la comida que Dios nos da.

Necesitamos entender que es a través del Espiritu que tenemos todo el pode para entrar a este Banco; cuando necesito hacer un mensaje yo le pido que me invista con el poder de lo alto, la palabra Investir significa un cargo puesto sobre nosotros, una vestimenta que nos cubre, y cuando el Espiritu Santo de Dios nos cubre y usted entra al Banco de Dios creyendo y obedeciendo Dios le da.

Cuando invoco Espiritu Santo de Dios, va al Banco de Dios y me trae lo que necesito, porque yo le creí y le obedecí, allí hay muchas cosas mas que dinero.
La forma como las personas puede tener lo que necesitan, no es dinero porque allí en el banco de Dios es lo menos.
En la semana no estoy pidiendo cosas, yo pido que me llene de su poder, de esa unción, lléname Señor para leer tu palabra, para orar, para predicar a un hombre a una mujer a un niño una niña que necesita de Dios.

Romanos 8:26 Y así mismo el Espiritu a una ayuda nuestra flaqueza, porque no sabemos lo que hemos de pedir, como conviene; más el mismo Espiritu intercede por nosotros con gemidos indecibles.
El Espiritu intercede por mi, porque yo voy a pedir algo que no es, en Santiago dice no tenéis porque no pedís, y si pedís pedís mal, para consumirlo en vuestros deseos, hagamos las cosas correctas.
Es necesario creer, entonces cuando creo y obedezco, el Espiritu intercede con gemidos indecibles, no tengo ni que hablar, El va al Banco de Dios, toma lo que necesito y me lo da, así de sencillo.

Cuando Dios lo hace todo, es a El que damos la gloria; porque El Espiritu Santo intercede por mi, El es todo para mi, El hace todo en mi, sin El no puedo hacer nada, sin Dios soy cero a la izquierda, mi vida es nada sin el poder del Espiritu Santo.

Muchos salen muy bien vestidos con buena camisa y buen pantalón, pero espiritualmente desnudos; por esta razón erramos y fallamos tanto, porque salimos desnudos sin el Espiritu.

Anhelemos la presencia de Dios, su poder, la llenura de su Santo Espiritu, esto es lo que encontramos en el Banco de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s